Ondas de Choque

Clínica de Alta Estética Avanzada

En Policlínica del Río-Hortega, contamos con uno de los tratamientos más duraderos y revolucionarios del momento para tratar y reducir los signos estéticos de la celulitis. Las Ondas de Choque permite trabajar específicamente la celulitis grado I, II y III, reducir el tejido adiposo y lograr un efecto reafirmante. Además, los efectos son visibles desde la primera sesión.

Las Ondas de Choque son un método indoloro que utiliza los mecanismos de reparación natural del cuerpo humano para reafirmar el tejido. Las ondas de choque actúan con precisión en la rotura de los tabiques fibróticos de la celulitis, sin provocar daños en la piel, los nervios o la masa muscular. Además, se puede aplicar tanto para tratamientos corporales como faciales, trabajando las diferentes zonas afectadas: abdomen, abductores, brazos, flancos, muslos, glúteos y facial.

Nuestra aparatología, incorpora aplicadores específicos, actuando con precisión y seguridad en la reducción de la celulitis, principal defecto estético que afecta a más del 80% de las mujeres.

Como tratamiento facial, el tratamiento de ondas de choque combate los efectos más visibles de la edad en el rosco debido a la pérdida de elasticidad de las fibras de la dermis. Además, contamos con protocolos específicos para reducir los efectos del paso del tiempo, tratando las arrugas más comunes (surco nasogeniano, labio superior, comisuras de la boca, arrugas en la frente o zona orbicular del ojo) con gran efectividad.

Beneficios de las Ondas de Choque:

  • Reducción signos estéticos de la celulitis.
  • Reafirmación del tejido.
  • Remodelación del cuerpo.
  • Regulación del tono muscular.
  • Activación del metabolismo celular.
  • Aumento de la producción de colágeno y elastina por estimulación de los fibroblastos en profundidad.
  • Mejora de la densidad y elasticidad de la piel.
  • Estimulación de la microcirculación.
  • Reducción efectos del paso del tiempo (Arrugas y signos de expresión).

Eficacia Clínica del tratamiento:

  • Antes: Las células adiposas de gran tamaño presionan hacia arriba a la superficie cuténea. La piel presenta el típico aspecto de piel de naranja. La circulación sanguínea se reduce en la zona y como consecuencia aparecen los hoyuelos.
  • Durante: Las ondas de choque estimulan la microcirculación en el tejido adiposo y eliminan los trastornos de la regulación metabólica para mitigar los efectos de la celulitis. Se estimula la producción de colágeno y se refuerzan la dermis y epidermis.
  • Después: El tejido conectivo y la piel recuperan su elasticidad natural y adquieren firmeza, lo que proporciona una mejora visible, inmediata y duradera en el aspecto de la piel.

La combinación del tratamiento con una dieta equilibrada, un estilo de vida saludable y ejercicio, prolonga los resultados de manera permanente.

Solicitar información