Microblading

Alta estética

El Microblading es una técnica de maquillaje semipermanente de origen asiático cuyo objetivo es corregir o reconstruir completamente una ceja o la carencia de ésta.

Esta técnica está indicada para personas que han perdido el pelo por la edad, por depilaciones excesivas o por enfermedades. Otra aplicación muy común es en personas jóvenes que quieran rellenar zonas despobladas y mejorar la forma de las cejas.

El Microblading se trabaja con el “tibori”, una pluma de metal junto a una aguja, depositando manualmente pigmento en la capa basal de la epidermis. En la parte inferior del “tibori”, se insertan las agujas desechables, con las que se realizarán microcortes en la piel simulando la forma del pelo de la ceja, dotándole de un aspecto totalmente natural y real. Es la técnica más novedosa en el diseño de cejas pelo a pelo.

La técnica de Microblading tiene una duración de un año aproximadamente, ya que ésta, dependerá del tipo de piel de cada persona, hábitos de vida o del tiempo en exposiciones solares, entre otros factores.

Nuestra técnico especialista y acreditada para el uso de esta técnica, se encargará de hacer el “visajismo” (diseño de las cejas), en función de las facciones de cada rostro, preferencias o de su estética general.

Un hecho muy habitual es confundir el microblading con la micropigmentación y son técnicas totalmente diferentes. Las principales diferencias entre microblading y micropigmentación son:

  • La micropigmentación se trabaja con máquinas eléctricas. El microblading se trabaja de forma manual.
  • En la micropigmentación se trabaja por “barrido”. En el microblading el pigmento se va introduciendo pelo a pelo, dotándolo así de un aspecto mucho más natural y real.

Consejos para la recuperación tras el tratamiento de Microblading:

  • Es muy importante limpiarse en casa con jabón PH neutro con cuidado y suavidad.
  • En el caso de que moleste la cicatrización, se debe aplicar B-Pantol o Blastoestimulina tantas veces se estipule.
  • No tocarse ni rascarse las cejas tras el tratamiento, pues podemos “arrancarnos”las costras de la cicatrización y en consecuencia, no obtener los resultados deseados.
  • Hay que tener en cuenta que los cuidados post tratamiento no dependerán de la técnico, sino en el cuidado que el cliente realice siguiendo las pautas marcadas por la especialista, optimizando los procesos de cicatrización y cuidado general de la zona tratada.
  • La primera semana, se debe evitar el uso de cremas, maquillajes y otros tipos de cosméticos en el área de las cejas donde se realizó el microblading. Así mismo, tener especial cuidado con las medidas higiénicas.
  • Los siguientes 30 días, es recomendable evitar las largas exposiciones al sol, cabinas de rayos uva, peeling químicos o microdermoabrasiones entre otros.
  • Entre los 45 y 60 días aproximadamente, se procederá a realizar una revisión por parte de la técnico especilista, donde se evaluará el óptimo proceso de cicatrización así como si se debe realizar un repaso o no.

Ventajas de realizar Microblading:

  • Cejas naturales y definidas, se consigue aumentar el expesor de las cejas y remarcar la zona del ojo.
  • Corregir las cejas despobladas por motivos de edad, enfermedad, tratamientos u otros similares.
  • Corrección de cejas que fueron depiladas en exceso y no se tiene expresión en la mirada.

En Policlínica del Río-Hortega trabajamos sólo con pigmentos certificados y de primeras marcas. Además, realizamos una técnica especial de microblading en la que los trazos son tan finos que no se distinguen del pelo real. El resultado son unas cejas naturales, definidas y más espesas.

Solicitar información