Drenaje Linfático

Técnicas y Tratamientos de Fisioterapia

El drenaje linfático manual es una técnica de masoterapia en fisioterapia de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos sobre la piel, que deben realizarse en la dirección correcta para ayudar a mejorar el sistema linfático.

El sistema linfático consiste en una serie de capilares o conductos donde se recoge y transporta el producto de desecho de otros tejidos al sistema circulatorio, para que el organismo pueda deshacerse de estos deshechos. Cuando el sistema linfático no es capaz de eliminar estos deshechos aparecen los edemas o las retenciones. A lo largo del recorrido del sistema linfático se encuentran los ganglios linfáticos, que se encargan de depurar los agentes patógenos. Estos se inflaman porque no pueden depurar cuando el sistema linfático se encuentra afectado.

Técnica del drenaje linfático en fisioterapia:

  • Se aplica para tratar los ganglios y vasos linfáticos.
  • No se utiliza ningún tipo de crema ni aceite para su ejecución.
  • Se trabaja de proximal a distal, y por segmentos de distal a proximal (para ir drenando las zonas más cercanas a los ganglios y hacer sitio a la linfa que vendrá de zonas más alejadas).
  • Se realiza una presión muy suave, como una caricia.
  • Se aplica un ritmo muy lento de los movimientos, siempre siguiendo el ritmo de los vasos linfáticos.
  • En cada zona se realizan varias secuencias, que se repiten al menos tres veces.

 Indicaciones fisioterapéuticas:

  • Principalmente para el tratamiento de linfedemas, edemas traumáticos o pos cirugía.
  • Afecciones reumáticas.
  • Piernas cansadas o hinchadas.
  • Algodistrofias (Suddeck).
  • Hematomas.
  • Patología nerviosa: cefaleas, vértigos.
  • Mastectomías.
  • Estrés y ansiedad.
  • Afecciones del aparato digestivo.

Contraindicaciones:

  • Infecciones
  • Feblitis
  • Fiebre
  • Hipotensión
  • Asma

 

Solicitar información