Electroneuroacupuntura (ENA)

Técnicas y Tratamientos de Fisioterapia

La Electroneuroacupuntura (ENA) es una técnica desarrollada recientemente en el campo fisioterapéutico que integra los conceptos de acupuntura/medicina china con la neuromodulación.

Le damos una visión anatómica y clínica a los meridianos que recorren el cuerpo y sus puntos acupunturales más destacados. Esta visión de la patología de forma global nos enseña a visualizar el todo y no centrarnos en un punto o zona afecta y gracias a ello podemos tratar todo tipo de patologías, ya sean crónicas, agudas, físicas o emocionales.

Con la combinación de estas dos técnicas ya conocidas en fisioterapia, encontramos la unión perfecta de una terapia invasiva fundamentada en la inervación nerviosa y puntos anatómicos (neuromodulación) que se integra a la perfección con la medicina tradicional China y sus puntos en los meridianos que recorren nuestro cuerpo (acupuntura).

¿En qué consiste la Electroneuroacupuntura (ENA)?

Para la ejecución de dicha técnica usamos las agujas de acupuntura que, dependiendo de la zona a tratar serán más o menos largas. Localizamos el nervio que interviene en la inervación de la zona afecta y buscamos los puntos que se encuentran alterados y para complementarlo, buscamos los puntos del meridiano relacionado con el mismo que nos dará una ayuda extra para complementar el tratamiento y conseguir una mayor efectividad.

El hecho de que podamos tratar una patología con puntos distales a la misma nos permite multiplicar los efectos y con ello los beneficios del tratamiento. Una vez localizados los puntos, como hemos explicado anteriormente, se aplica a las agujas una corriente para estimular el nervio y generar endorfinas que actuarán disminuyendo el dolor y relajando la zona. Podemos, también, aplicar la moxa en dichos puntos para que a través del calor que pasa por la aguja conseguir esa relajación.

Esta técnica nos enseña a mirar el cuerpo en su conjunto, por ello es especialmente beneficiosa para aquellos dolores que se irradian por una zona amplia como el brazo o la pierna, ya que nos permite trabajar todo el recorrido nervioso, así como para aquellas personas que padecen dolores generalizados.

A nivel emocional, con la Electroneuroacupuntura (ENA) podemos mejorar la ansiedad, la calidad del sueño y en general la relajación del paciente con la estimulación de ciertos puntos acupunturales y del sistema nervioso periférico.

Solicitar información