Fisioterapia Deportiva

Tratamiento y prevención de lesiones deportivas

La Fisioterapia Deportiva es una especialidad dentro de la fisioterapia, que trata a todas aquellas personas que realizan una práctica deportiva de forma regular, ya sea dentro de una forma básica, amateur, de élite y/o de deportivo-salud.

El fisioterapeuta del deporte, debe conocer exhaustivamente la anatomía y la fisiología de la lesión deportiva sobre la cual desarrollará, a partir del diagnóstico médico, un protocolo correcto de actuación terapéutica eficaz para recuperar lo antes posible a un paciente.

También debe manejar y dominar una gran variedad de técnicas del abanico de la osteopatía, reeducación postural global o Stretching global activo, punción seca, drenaje linfático manual (ejemplo: esguince de tobillo con inflamación severa), liberación miofascial o movilización neuromeníngea, entre otras disciplinas, que le son propias para la correcta recuperación del deportista.

Los objetivos de la fisioterapia deportiva son principalmente:

Prevenir todos aquellos factores que puedan favorecer la aparición de lesiones producidas por prácticas deportivas, que puedan dejar secuelas o posibles recidivas; colaborando con el preparador físico o el nutricionista, entre otros, para que el deportista realice su práctica con el menor riesgo posible, con una dieta adaptada a sus necesidades, con los cuidados deportivos necesarios, en cuanto a la capacidades musculares: excitabilidad, elasticidad, contractilidad y tonicidad, se refiere, para conseguir evitar cualquier aparición de lesión.

Recuperar y tratar las lesiones. Y una vez recuperado, el fisioterapeuta deportivo debe hacer que el deportista comience su práctica lo antes posible y en las mejores condiciones físicas posibles.

Solicitar información