Fisioterapia en Lactantes

Tratamientos para el cólico del lactante

El cólico del lactante se caracteriza por un llanto intenso e inconsolable del bebé, sobretodo a última hora del día que viene acompañado de irritación y tensión en la zona abdominal.

Momento en el tratamiento del Cólico Lactante en Policlínica del Río-Hortega

Esta afectación que aparece en los bebés puede ser debida a varias causas:

  • Gastrointestinal: a causa de la inmadurez del sistema digestivo o la creación de la flora bacteriana, entre otros. Esto ocurre los tres primeros meses de vida.
  • Psicológico: muchas veces un entorno inadecuada puede generar estrés en el bebé.
  • Alergias y/o intolerancias alimenticias.

Los problemas gastrointestinales del bebé pueden ser tratados por la fisioterapia, ayudando en este proceso de maduración intestinal así como enseñando a los padres una serie de técnicas de abordaje para que sepan cómo actuar en los momentos de crisis del bebé.

Con la fisioterapia especializada en cólicos lactantes, ayudamos al bebé a tener una mejor adaptación al crecimiento de su organismo: con la movilización de heces en casos de estreñimiento, la expulsión de gases (ya que el reflejo anal aun no está activo y el bebé tiende a acumular gases), el reflujo, hipo…

El fisioterapeuta participa activamente en estos casos hasta que el bebé es capaz de gestionarlo por si mismo con la madurez. Es muy importante la colaboración de los padres en su vida diaria para que la evolución sea adecuada, siguiendo las pautas establecidas por la unidad de fisioterapia especializada en cólicos lactantes.

¿Qué se realiza en las sesiones de fisioterapia para bebés?

Momento en el tratamiento del Cólico Lactante en Policlínica del Río-Hortega

Debemos mirar al bebé en su conjunto ya que normalmente presentará varias patologías, por ejemplo estreñimiento y reflujo es la más común.

Durante la sesión para tratar el cólico lactante a través de la fisioterapia realizamos:

  • Movilización del intestino para ayudar a la evacuación y activar los movimientos fisiológicos propios del mismo, para que el bebé los interiorice y aprenda hasta que sea capaz de hacerlo por el mismo.
  • Trabajo de la fascia para liberar tensiones en la zona afectada y con ellos conseguir una relajación y una mejor motilidad.
  • Trabajo diafragmático para liberar presión en la zona de la boca del estómago que muchas veces ocasiona el reflujo gastroesofágico.
  • Trabajo global del bebé en caso de descompensaciones que pudieran estar afectando a la patología.

Con todo este trabajo a nivel global, el bebé notará una relajación y un mejor bienestar que repercutirá en su descanso y estado de ánimo.

En Policlínica del Río-Hortega trabajamos el cólico lactante a través de la fisioterapia especializada. De 3 a 4 sesiones bastarán para superar este amargo trago.

Solicitar información