Tens

Técnicas y Tratamientos de Fisioterapia

El TENS (Electroestimulación Nerviosa Transcutánea), es una aparatología de uso común en fisioterapia, que trabaja sobre las vías que transmiten el dolor, produciendo un efecto analgésico o una modulación de la sensibilidad afectada.

La base fisiológica sobre la que se basa el TENS es el “sistema de compuerta del dolor”. Esta base fundamenta que el cerebro puede controlar el dolor cerrando o abriendo las vías por las que se transmite. Esto se hace de forma inconsciente, pero con el TENS se ha hallado una forma externa de controlar esta transmisión del dolor.

Además el TENS tiene en consideración la capacidad de acomodación del cerebro por lo que en la misma sesión produce variaciones de intensidad y frecuencia que estimulan el cerebro constantemente para aliviar el dolor.

FORMA DE USO:

El TENS es de aplicación sencilla y se puede realizar en casi cualquier zona del cuerpo y para prácticamente todas las patologías, ya sean agudas o crónicas. Podemos decir que es una técnica complementaria e imprescindible en toda consulta fisioterapéutica.

La corriente es transmitida por unos electrodos que quedan perfectamente adheridos a la piel y que son colocados alrededor de la zona afectada para que el TENS bloquee los canales de las vías nociceptivas que llegan al cerebro.

Esta colocación de los electrodos puede ser:

  • Paralela a la zona del dolor
  • Perpendicular a la zona del dolor
  • Sobre un punto gatillo o un punto de acupuntura
  • Sobre dermatomas
  • A nivel segmentario de la médula espinal

Durante la sesión vamos trabajando distintos parámetros como la frecuencia y la duración del impulso para generar alivio y evitar la acomodación del tejido nervioso.

CONTRAINDICACIONES:

Aunque es una máquina con gran aplicación para muchas patologías, debemos tener en cuenta algunas consideraciones ya que no deja de ser una electroestimulación, por tanto no debemos usarla en :

  • Personas con marcapasos o con enfermedades cardíacas
  • Embarazadas.
  • No colocar directamente los electrodos en el seno carotideo
  • Piel dañada (heridas, arañazos…) pues al pasar la corriente podemos provocar una quemadura.

El uso de la electroestimulación en fisioterapia es un complemento para la mejora en el rendimiento del tratamiento y de la recuperación del paciente.

Solicitar información