Ultrasonidos

Técnicas y Tratamientos de Fisioterapia

El tratamiento de fisioterapia a través de ultrasonidos, consiste en un tratamiento basado en las vibraciones mecánicas de una onda longitudinal que produce compresiones en el tejido. El ultrasonido necesita de un medio especial para su aplicación, a través del cual se puedan transmitir dichas ondas. Este medio se denomina comúnmente como “gel conductor de ultrasonidos”.

La frecuencia a la que utilizaremos el ultrasonidos dependerá de la patología:

  • Frecuencias altas: 3Mhz, para patologías superficiales.
  • Frecuencias bajas: 1Mhz, para patologías más profundas.

Los tejidos con una mejor repuesta a este tipo de ondas son aquellos con alta cantidad de colágeno y absorción: tendones, ligamentos, cápsula articular y fascias.

Es por tanto una terapia a usar tanto en casos agudos como crónicos, sólo dependerá de los parámetros con utilicemos. Además, al ser una terapia indolora, resulta muy agradable para el paciente.

Los efectos del ultrasonidos a nivel celular son:

  • Relajación muscular.
  • Aumento de la permeabilidad celular.
  • Mejora la regeneración de tejidos.
  • Actúa a nivel de los nervios periféricos.
  • Analgesia.
  • Antiinflamatorio.

Los formas de aplicación pueden ser:

  • Aplicación directa: se aplica directamente el cabezal del ultrasonidos sobre la piel mediante el gel. Tenemos en cuenta el grado de inclinación del cabezal con respecto a la piel para que las ondas penetren los mas longitudinal posible, normalmente esta inclinación será de unos 30º (dependerá de la zona y la persona).
  • Aplicación subacuática: consiste en utilizar el medio acuosos para que nos ayude a la propagación de las ondas. Esto se utiliza en casos de zonas muy irregulares (rodilla) y/o dolorosas.  Para ello, introducimos la zona afecta en una cubeta con agua y colocamos el cabezal del ultrasonidos a una distancia de 3 cm. La temperatura del agua deberá rondar entre los 36º y 37º  y nunca se deberá introducir la mano en el agua mientras las ondas estén actuando. En caso de no poder usar una cubeta podemos usar un globo de látex con agua.
  • Aplicación mixta: aquí haremos una variación de las dos anteriores.

En nuestra clínica es común combinar la aplicación de ultrasonidos con otras técnicas de la fisioterapia para optimizar y mejorar los resultados.

Solicitar información