Nutrición para Embarazadas

Alimentación en el embarazo

Durante el embarazo, la alimentación cobra un papel indispensable ya que los alimentos son quienes van a cubrir nuestras necesidades energéticas, no sólo en la mujer gestacional, sino también influirá en la salud y bienestar del futuro bebé.

Una consulta de nutrición para embarazadas no consiste en diseñar una dieta especial, restrictiva, ni eliminar directamente el consumo de ciertos alimentos a no ser que exista algún problema médico o nutricional, se trata en ajustar la dieta al estado fisiológico y las características personales de la madre en cuestión.

En consulta abordaremos todas las dudas acerca de la alimentación en esta etapa:

  • ¿Cuánto peso tengo que coger?
  • ¿Qué alimentos tengo que evitar?
  • ¿Hay que “comer por dos”?
  • ¿Tengo que tomar suplementación?
  • ¿Cuáles son los alimentos que cambian el sabor de la leche?
  • y un largo etcétera que toda embarazada se pregunta…

En la primera consulta realizaremos un cuestionario nutricional para la recogida de datos tanto patológicos como de alimentación con el fin de mejorar la calidad de la alimentación de la madre para favorecer el crecimiento y desarrollo del bebé.

Las revisiones las realizaremos una vez al mes para ir abordando los problemas o síntomas que puedan ir surgiendo y realizar las adaptaciones pertinentes de la dieta con el objetivo de mejorar siempre la salud de la madre, la calidad de la placenta, mantener  un buen nivel de energía a lo largo del embarazo,  y prevenir y reducir problemas como diabetes gestacional, obesidad, hipertensión y preeclampsia, vómitos o nauseas, reflujo, anemia, retenciones de líquidos, estreñimiento o incluso partos prematuros.

Durante la lactancia materna, la alimentación de la madre debe ser totalmente acorde a los requerimientos nutricionales tanto de ella como del bebé e irán evolucionando estas necesidades conforme el recién nacido vaya demandando. Por lo tanto, el objetivo no es más que cubrir esas demandas energéticas tanto en cantidad como en calidad de la alimentación, con el fin de conseguir la mejor producción de leche materna.

Cuidando tu alimentación, estarás cuidando la salud de tu bebé.

Solicitar información