Quiropodia

Especialidad de la podología

La quiropodia es el tratamiento más común en la consulta de podología. Consiste en eliminar las hiperqueratosis de los pies y mejorar la salud de las uñas mediante el deslaminado y fresado de éstas.

Las hiperqueratosis son el engrosamiento de la piel (durezas, callos, ojos de pollo, clavos…) debido a un aumento de acumulación de células muertas en una zona localizada. Se producen por un exceso de presión por una mala alineación de los huesos junto con el desplazamiento de la capa de grasa que amortigua en la planta del pie, teniendo que ver también el uso de un calzado inadecuado. Son típicas las difusas, que es la piel dura que no duele, pero también solemos sufrir de hiperqueratosis localizadas en un punto que llegan a ser muy dolorosas. En éstas influye más el factor óseo y para solucionarlas definitivamente, además de una quiropodia exhaustiva, podemos recurrir a plantillas o a cirugía MIS (mínima incisión).

Solicitar información