Unidad dermatológica.

TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS

La ansiedad es el conjunto de respuestas innatas (físicas, cognitivas y conductuales) que experimentamos las personas y que nos mantienen alerta ante posibles peligros o amenazas, como por ejemplo, si echáramos a correr de inmediato si nos atacase un animal salvaje. Sin embargo, estas respuestas pueden llegar a ocasionarnos un gran malestar si aparecen de forma desproporcionada y ante estímulos inofensivo, como por ejemplo, habla en público.

Tratamiento psicologico ansiedad en Santa Pola

Los síntomas más frecuentes en la ansiedad que tratamos en consulta son:

  • Taquicardia. Sensación de presión en el pecho y de que nos falta el aire.
  • Tensión muscular y temblores.
  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Pensamientos excesivamente negativos y/o catastróficos.
  • Desorientación y sentimiento de pérdida de control.
  • Se evita ir a determinados sitios, las relaciones sociales, etc.
  • Comprobación constante de que todo está en orden.

Pese a lo anterior, la ansiedad también nos proporciona un componente adecuado de precaución que puede sernos útil a la hora de afrontar situaciones peligrosas y de mantener la concentración. La clave está en aprender estrategias que nos ayuden a gestionar de un modo adecuado las respuestas de ansiedad, para que en vez de nuestras enemigas, se conviertan en aliadas.

¿Cómo trabajamos la ansiedad en nuestra consulta de psicología?

En nuestra consulta de Policlínica del Río-Hortega, abordaremos la ansiedad a través de la Terapia Cognitivo-Conductual. Dicha terapia incorpora elementos conductuales que se basan en el aprendizaje de patrones mal aprendidos y en los procesos afectivos y cognitivos distorsionados que ocasionan la sintomatología negativa. Dicha terapia se estructura a través de un método activo y directivo, en el que tanto el paciente como el profesional trabajan de forma conjunta. Además, aparte de las tareas que se realizan en consulta, también se proponen otras para trabajar en casa.

Técnicas psicológicas que se ponen en práctica durante la terapia:

  • Psicoeducación: Se informa al paciente sobre la naturaleza de la ansiedad (funcionalidad y disfuncionalidad de la ansiedad, sintomatología y su relación con el modelo A-B-C).
  • Entrenamiento en relajación: Se le enseña al paciente la relajación diafragmática lenta y la relajación muscular progresiva.
  • Identificación de comportamientos contraproducentes: A través de un análisis funcional, se ayuda al paciente a que identifique cuáles son los comportamientos que están favoreciendo a que el malestar se mantenga en el tiempo. Se le explica que aunque lleve a cabo conductas que a corto plazo pueden aliviar el malestar, a largo plazo dificultan la recuperación.
  • Prevención de las conductas de preocupación: Se le explica al paciente en qué consisten las técnicas de distracción. De este modo aprenderá a ponerlas en práctica como alternativa a las conductas de preocupación que pretende evitar.
  • Entrenamiento en resolución de problemas: Dicha técnica tiene como objetivo que la persona mejore sus estrategias de afrontamiento. Para ello, se enseña a la persona a que identifique el problema o los problemas que quiere resolver, defina el problema detalladamente, busque soluciones, analice las consecuencias, pase a la acción y examine los resultados.
  • Técnicas cognitivas: Reestructuración de las interpretaciones catastróficas y de la sobreestimación de que hechos negativos ocurran, entrenamiento en el control de los pensamientos automáticos, etc.
  • Desensibilización sistemática y exposición controlada y progresiva ante las situaciones temidas: Para ello, podemos emplear la exposición en vivo, en imaginación, interoceptiva, mediante la escritura y simulada. A través de esta técnica, el paciente debe exponerse progresivamente ante la situación que le genera malestar.

¿Hablamos?

Gracias, tu mensaje ha sido enviado correctamente.
Hubo un error al enviar tu mensaje. Por favor intentalo más tarde.