Depresión.

TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS

La depresión es una patología emocional que conlleva cambios en la manera de pensar, sentir y actuar de la persona. Por lo general, las personas afectadas por dicha patología experimentan una serie de comportamientos que aparecen con mayor o menos frecuencia, y emociones negativas.

Tratamiento psicologico depresión Santa Pola

¿Cuales son los comportamientos de la depresión?

  • Comportamientos que aparecen en exceso: llanto, quejas, descanso (dormir, permanecer tumbados…), etc.
  • Comportamiento que aparecen con menor frecuencia: cumplimiento de obligaciones, autocuidado, actividades que nos proporcionaban bienestar (quedar con amigos, practicar deporte…), etc.
  • Emociones negativas: tristeza, abatimiento, desaparición de emociones positivas, etc.

Sin duda, la depresión genera un profundo malestar en las personas afectadas, viéndose en muchas ocasiones incapaces de disfrutar con actividades placenteras y de continuar con sus responsabilidades. Es fundamental contar con la ayuda de un profesional que nos oriente y nos ofrezca las herramientas necesarias para afrontar la situación.

¿Cómo trabajamos la depresión en nuestra consulta de psicología?

En consulta abordaremos la depresión a través de la Terapia Cognitivo-Conductual. Dicha terapia parte de la idea de que los síntomas depresivos son provocados por un déficit de habilidades de afrontamiento, problemas en la regulación emocional y una visión del mundo y de las capacidades de la persona extremadamente negativa. Por ello, la intervención de la psicóloga se centrará en enseñar al paciente a:

  • Identificar la relación entre los pensamientos, las emociones y las conductas.
  • Controlar los pensamientos automáticos que le generan malestar.
  • Explorar la evidencia a favor y en contra de sus pensamientos distorsionados.
  • Sustituir los pensamientos distorsionados que generan malestar por otros realistas y adaptativos.

Técnicas psicológicas a la hora de abordar la depresión:

  • Planificación de un listado de actividades agradables: Se le solicita al paciente que redacte una lista con actividades agradables que le proporcionan bienestar (tanto en la actualidad como en el pasado). Dichas actividades podrán jerarquizarse en función del grado de bienestar que la persona sienta al realizarlas. De este modo, el paciente podrá comenzar a llevarlas a cabo progesivamente.
  • Activación conductual: A través de la activación conductual se pretende que el paciente aprenda a organizar su vida y a cambiar su entorno. Se le propone que incremente la realización de actividades placenteras y productivas que puedan actuar como refuerzo positivo, mejorando así su estado de ánimo y calidad de vida.
  • Entrenamiento en resolución de problemas: Dicha técnica tiene como objetivo que la persona mejore sus estrategias de afrontamiento. Para ello, se enseña a la persona a que identifique el problema o los problemas que quiere resolver, defina el problema detalladamente, busque soluciones, analice las consecuencias, pase a la acción y examine los resultados.
  • Practicar la gratitud: Al llevar a cabo esta práctica, la Dopamina (hormona del bienestar) se eleva produciendo una sensación agradable. Además, mejora la calidad del sueño si lo aplicamos justo antes de dormir, ya que nos ayuda a quitar el foco de lo negativo. Alguna de las actividades que la persona podrá llevar a cabo para practicar la gratitud son: al despertarnos, escribir 3 cosas por las que des las gracias, pensar en algo positivo que te haya ocurrido durante ese día antes de irte a dormir, escribir una carta a alguien a quien quieras agradecer algo, etc.

¿Hablamos?

Gracias, tu mensaje ha sido enviado correctamente.
Hubo un error al enviar tu mensaje. Por favor intentalo más tarde.