Beneficios del entrenamiento en la salud

Hoy abordaremos la relación entre la mejora de nuestra condición física y la salud. Por tanto en primer lugar vamos a definir el concepto salud: según la OMS la salud no es únicamente la ausencia de dolencia o enfermedad, es además un estado completo de bienestar físico, mental y social.

En segundo lugar, vamos a detallar qué es la condición física: es el potencial de nuestro organismo para hacerle frente a las diferentes exigencias físicas que nos surgen en el día a día, es decir, es el estado de rendimiento físico que tenemos en un momento determinado. Se puede decir que es el resultado de diferentes capacidades físicas. Entre ellas cabe destacar, la resistencia, la fuerza, la flexibilidad sin dejar de lado la coordinación y el equilibrio. La condición física se puede relacionar con dos ámbitos: el del rendimiento y el de la salud.  Nos centraremos en este último.

Las adaptaciones que se producen como resultado del entrenamiento de las capacidades físicas anteriormente mencionadas son los siguientes; la resistencia aeróbica produce adaptaciones metabólicas, cardiovasculares y cardiorrespiratorias, la fuerza y la flexibilidad fundamentales en el buen funcionamiento del aparato locomotor provocan adaptaciones sobre el tejido óseo, muscular y ligamentoso. De esta forma, tanto el desarrollo como el mantenimiento de estas capacidades físicas tienen diferentes ventajas respecto a la salud, como son:

  • Mejora la eficiencia y eficacia en nuestras actividades cotidianas.
  • Mejora la autoestima y por tanto las relaciones sociales.
  • Incrementa nuestras capacidades mentales.
  • Al disminuir la fatiga nos permite disfrutar mejor de nuestro tiempo de ocio.
  • Previenes enfermedades tales como:
    • Obesidad.
    • Diabetes.
  • Cardiopatías coronarias.
  • Hipertensión.
  • Osteoporosis.
  • Enfermedades respiratorias.
  • Depresión y estrés.
  • Ciertos tipos de cáncer.

En conclusión, la mejora de la condición física es fundamental para mejorar nuestra salud y mantenerla, ya que estas capacidades se van deteriorando con el paso del tiempo. Por ello, os recomendamos que evitéis el sedentarismo y pongáis en práctica diferentes tipos de programas de actividad física para la salud.

Ya bien sea con deportes grupales o individuales, lo importante es la práctica de actividad deportiva.