Beneficios del Entrenamiento Funcional

Hoy os hablaremos del Entrenamiento Funcional y porqué se ha puesto tanto de moda, además de los grandes beneficios que reporta y la enorme satisfacción en el usuario que obtiene al realizarlo, sobretodo, de forma personal dirigida por un profesional.

El entrenamiento funcional se basa en aumentar las posibilidades de actuación de la persona en el medio físico, social y laboral que le rodea mediante la búsqueda de un rendimiento muscular óptimo, a través de la creación y reproducción de movimientos y gestos que llevamos a cabo en nuestra vida cotidiana o deportiva.

Los objetivos del entrenamiento funcional son diversos:

  1. Mejora del rendimiento físico a través de una preparación física específica basada en movimientos que se reproducen en el deporte llevado a cabo.
  2. Entrenamiento específico para desenvolverse de forma adecuada en la vida laboral, cotidiana o de ocio.
  3. Prevención de lesiones.
  4. Readaptación de lesiones.
  5. Mejorar las cadenas musculares que utilizamos en nuestra vida cotidiana.
  6. Higiene postural.

Las características del entrenamiento funcional son las siguientes:

  1. Entrenamiento de las capacidades físicas o motrices de fuerza, resistencia, velocidad, flexibilidad, equilibrio, agilidad etc.
  2. Entrenamiento mediante ejercicios multiarticulares que involucran varios grupos musculares, y no solo un musculo de forma aislada.
  3. Entrenamiento de la función tónica además de la fásica, puesto que la función tónica es la responsable de la tensión muscular en reposo y fijación de los segmentos corporales, por tanto es muy importante para transmitir las fuerzas que generan aquellos músculos con función fásica, que es aquella capaz de crear el movimiento.
  4. Entrenamiento de la musculatura encargada de la estabilización del cuerpo.
  5. Entrenamiento diagonal /PNF.
  6. Entrenamiento equilibrado entre fuerza flexibilidad y postura debido a la similitud entrene los movimientos del entrenamiento funcional y la vida cotidiana, laboral o deportiva.

En conclusión, los ámbitos de aplicación del entrenamiento funcional son:

  • Para la vida cotidiana: solemos realizar movimientos de ambulación, tracciones o empujones entre otros, por tanto, con el entrenamiento funcional realizaremos ejercicios que simulen este tipo de movimientos y trabajen la musculatura que se implica en los mismos y lo desarrollen de manera adecuada.
  • Para la vida laboral: imaginemos un administrativo/a, que pasa muchas horas sentado y que le puede llevarle a tener problemas de espalda, en cuyo caso realizaríamos ejercicios de fortalecimiento de la musculatura del tronco con ejercicios isométricos y de estabilización de dicha musculatura.
  • Para un deportista: imaginemos un jugador de voleibol, fútbol, tenis o triatleta, que para la óptima práctica de su deporte realiza determinados gestos, remates, tiros, etc. Con el entrenamiento funcional lo que se persigue es potenciar esas cadenas musculares o de movimientos de tal forma que consigamos un mayor rendimiento en la parcela deportiva.

En Policlínica del Río-Hortega disponemos de un servicio de Entrenamiento Personal que se adapta a cualquier tipo de persona y necesidad, sin dejar atrás otros objetivos tales como la pérdida de peso, la ganancia de masa muscular o la resistencia aeróbica entre otros.

Independientemente del motivo, practica deporte, practica vida sana.