Cuidar la piel durante el embarazo

Durante el periodo que dura el embarazo, hay muchas cosas que nos preocupan, pero una de ellas son las temidas manchas faciales. Además, en la gestación, el cuerpo de la mujer sufre grandes cambios provocados por las hormonas, que actuarán como una verdadera “montaña rusa”.

Uno de esos cambios será el aspecto de la piel facial, que con toda probabilidad se vuelva más grasa o todo lo contrario, muy seca. Para combatir esta alteración, debemos utilizar los productos adecuados para cada necesidad y unos tratamientos faciales preventivos muy sencillos. Durante el embarazo es el momento más importante para aumentar el nivel de los cuidados del rostro más de lo habitual.

También y con toda probabilidad, sufriréis un aumento de la pigmentación en zonas genitales, axilas, pezones, cicatrices, línea alba (a esta última se le llama “línea negra” y va desde el ombligo hasta el pubis), entre otras.

Todos estos aumentos de pigmentación son provocados por las hormonas progesterona y estrógenos a niveles más altos de lo normal, ello provoca en la gestante más producción de melanina (pigmento encargado del color del pelo, piel, y el iris del ojo), y debido a esa melanina nos aparecen manchas oscuras en la piel (cloasma o melasma).

Las zonas más comunes que suelen aparecer son en la cara, y en especial en el labio superior, frente, mejillas… y éstas suelen aparecer en el segundo o tercer trimestre de embarazo.

Todas estas alteraciones unidas la exposición al sol, el uso de cosméticos de mala calidad, la raza o la genética, favorecerán que estas manchas salgan en mayor o menor cantidad/intensidad. Desde Policlínica del Río-Hortega os daremos unas pautas para prevenir su posible aparición y eliminarlas en el caso de aparecer inevitablemente:

  • El primer paso a seguir (si no lo hacías ya antes) es aplicarse protección solar con factor 50 diariamente, incluso si estás al aire libre o paseando, debes también de protegerte con sombreros y gafas sobre todo y especialmente si estás en época estival (nunca exponerse al sol de 12:00 a 16:00 horas).
  • En caso de que aún protegiéndonos adecuadamente el rostro aparecen las manchas, normalmente suelen “atenuarse” tras el nacimiento del bebé porque se va regulando la melanina, pero por desgracia, en general, no suelen desaparecer al 100%. Por ello, como solución te recomendamos uno de nuestros tratamientos faciales: Rejuvenecimiento E-light, que te ayudará a reducir las manchas activando la elastina y el colágeno.
  • También se aconseja una limpieza facial cada tres meses. Nuestro tratamiento Diamond Higienic Face, que mediante la punta de diamante (peeling mecánico) exfoliaremos de manera más profunda la piel y estimularemos la renovación celular, además de que limpiaremos la piel para que así se vea más reluciente y bonita.

En algunas gestantes el acné empeora y en otras mejora. Debido a que éste es producido por las hormonas, debes mantener la piel más limpia y utilizar cremas específicas recomendadas siempre por la especialista, y lo más importante, utilizar protección solar, así evitaremos, además de las manchas, también las cicatrices que pueda ocasionar el acné.

Durante el embarazo la piel experimenta grandes cambios en la piel y debemos prevenir y saber combatirlos para atenuar sus consecuencias.