Drenaje Linfático post-operatorio

En Policlínica del Río-Hortega, tu clínica de Santa Pola (Alicante), hemos implantado un nuevo servicio: se trata de un programa de recuperación post-quirúrgico que tiene como fin acelerar los procesos de regeneración, disminuir toxinas y ayudar al proceso de cicatrización.

¿Conoces el drenaje linfático manual?

Se trata de una forma específica de masaje que actúa sobre el sistema linfático activando su circulación. Al tratarse de una técnica no sólo estética sino también terapéutica es muy importante que el masaje lo realice un profesional fisioterapeuta que esté especializado en la técnica de drenaje linfático manual.

Alguna de sus indicaciones más conocidas son:

  • Edemas debidos a un traumatismo (esguinces, fracturas, etc.) o por trastornos circulatorios.
  • Se aplica en oncología para el tratamiento de linfedemas y tras la extirpación de ganglios después de una mastectomía.
  • Edemas postoperatorios (muy indicado después de operaciones de Cirugía Plástica: prótesis de pechos, liposucciones, abdominoplastias, todo tipo de cirugía en la cara, etc.).
  • A nivel cutáneo mejora las cicatrices, quemaduras y queloides.
  • En estética, para pieles con rosácea, celulitis o retención de líquidos.
  • Cefaleas, migrañas, neuralgia del trigémino.
  • Estrés e insomnio.

¿Qué beneficios conseguimos con el drenaje linfático manual en el postoperatorio de cualquier intervención quirúrgica?

  • Acelerar la reabsorción de edema.
  • Mejorar el estado de la piel.
  • Acelerar la recuperación de los tejidos.
  • Acelerar la recuperación de sensibilidad en la piel.
  • Disminuir el dolor y la inflamación.
  • Eliminar los restos de medicación, anestesia y suero utilizados en la operación.
  • Favorecer la regeneración de los capilares y vasos linfáticos dañados tras la cirugía.
  • Disminuir la duración del periodo postoperatorio.
  • Favorecer la retracción de la piel.
  • Evitar adherencias en la cicatriz.

¿Cuántas sesiones de Drenaje Linfático Manual son necesarias?

Depende mucho de la intervención quirúrgica que se haya realizado. Normalmente se recomiendan de 7 a 10 sesiones acudiendo por lo general dos veces por semana.

¿Quieres saber más sobre nuestro nuevo servicio de DLM? Infórmate ahora sin compromiso.