¿Lumbalgia crónica? ¡Olvídala!

¿Cuántos de nosotros hemos sufrido alguna vez una pequeña molestia o sensación se sobrecarga a nivel lumbar?

La lumbalgia se trata de un dolor en la parte baja de la espalda, que puede irradiar hacia arriba o hacia delante por la zona ingle o hacia abajo por la pierna como en el caso de la ciática (ya os hablaremos de la ciática en otro blog).

Las causas de dicha patologías suelen ser varias: sobreesfuerzos, mala postura, movimientos repetitivos, entre otros.

Al tratarse de un patología muy común la tendemos a normalizar: “uy…yo padezco de la espalda desde hace años, ya vive conmigo el dolor, estoy acostumbrad@”. Y NO! Debemos poner remedio cuanto antes, porque si no la tratamos adecuadamente se puede cronificar o lo que es peor, agravarse con el tiempo con aparición hernias o espondiloartrosis, entre otras.

Desde Policlínica del Río-Hortega, nuestra clínica en Santa Pola (Alicante), trabajamos de forma multidisciplinar para darte solución, pero no sólo una solución de forma momentánea sino para zanjar con esta patología de raiz. ¿Cómo? Con trabajo en equipo. Todos sabemos que el cuerpo es una unión que está todo relacionado, por lo tanto hay que trabajar tanto a nivel muscular y óseo desde la fisioterapia como corregir la postura para reducir la lesión y que no vuelva a aparecer desde la podología.

Desde la fisioterapia disponemos de una gran cantidad de herramientas para ayudaros como: diatermia, acupuntura, punción seca, osteopatía estructural y visceral, terapia combinada, ultrasonidos, moxa, terapia miofascial, masoterapia, pointer, kinesiotaping y ventosas, entre otras.

Tratamiento con plantillas en la lumbalgia:

Los pies son la base de nuestro sistema esquelético, los cimientos del cuerpo. Si no presentan unas condiciones óptimas harán que se tambaleen todos los segmentos superiores afectando a la rodilla, las caderas y la columna. Una mala pisada deriva en una reacción ascendente en cadena que altera las posiciones de nuestras articulaciones.

También encontramos desviaciones que tienen su origen en una diferencia de longitud de las piernas o una basculación (inclinación) pélvica. Los desequilibrios asimétricos que afectan a la altura de las caderas causan actitudes escolióticas, siendo una de las principales causas que provocan dolor lumbar (lumbalgia).

Una desviación origina problemas de desgaste articular y hernias discales, de los que no somos conscientes hasta que no notamos dolor y el dolor significa que ya hay lesión. En la mayoría de los casos se puede evitar o retrasar, mejorando nuestra calidad de vida. ¿Cómo?

Un aliado muy eficaz para tratar los dolores de espalda baja son las plantillas personalizadas, ya que tienen como función principal mejorar nuestra postura mediante la alineación de los miembros inferiores ayudando a recuperar el equilibrio de la pelvis, corrigiendo la mala postura y disminuyendo notablemente el dolor.

Pero el objetivo de este artículo no es que penséis que las plantillas hacen milagros. Al igual que hay problemas que no pueden solucionarse solamente con ejercicios fisioterapéuticos, los hay que no se solucionan solo con unas plantillas. En este caso el trabajo ha de ser 100% combinado, complementando el tratamiento de las plantillas con el de fisioterapia que nos ayude a estirar, fortalecer y relajar las estructuras implicadas en la postura incorrecta mantenida.

El éxito en el tratamiento de la lumbalgia radica en la unión perfecta entre la podología y la fisioterapia.