Criolipólisis.

La criolipólisis es la única técnica que destruye el adipocito sin cirugía, mediante apoptosis, con lo cual no se vuelve a recuperar volumen en la zona tratada.

En función de la profundidad inicial del tejido graso, la pérdida media se situará entre 3 y 15 mm (entre el 25 y 45% del tejido graso), consiguiendo resultados visibles a partir de 15 días desde la primera sesión, siendo preciso esperar un mínimo de seis semanas para evaluar los resultados finales.