Masaje de Piedras Calientes.

El poder del masaje con piedras termales es un auténtico placer para los sentidos gracias a la combinación del masaje terapéutico tradicional junto con la aplicación en la piel de piedras volcánicas a diferentes temperaturas.