Radiofrecuencia R-200.

La corriente circula a través de nuestros tejidos provocando un aumento de la temperatura interna del organismo. Ese efecto activa el mecanismo natural de regeneración celular de nuestro cuerpo.